Mejorando nuestra autoestima a través del cuerpo

Tener una figura digna de aparecer en un comercial ha sido siempre una de las grandes formas de tener a la gente sumida en la depresión, pues cada día los cuerpos son más perfectos, ayudados principalmente por la tecnología, tanto médica para las cirugías plásticas y ayudar con implantes y lipoesculturas como la tecnología de imágenes, que retocan y mejoran las fotografías de la gente.

Por un lado nos bombardean con anuncios en los que nos hacen ver que la vida es bella cuando comemos determinada comida (generalmente chatarra), bebemos determinados refrescos o bebidas alcoholicas y fumamos determinadas marcas de cigarros.  Con esto destruimos nuestra salud, deterioramos nuestra imagen y por ende, disminuimos nuestra autoestima.

Por el otro, nos quieren vender productos milagro con los que nuestro cuerpo “recuperará” su forma adecuada gracias a unos pocos movimientos, en los que el producto es quien hace el trabajo para que nosotros no tengamos que esforzarnos en lo absoluto.  ¿O qué tal la pastilla “mágica” que encapsula la grasa de la comida para que nuestro cuerpo no la absorva?  Lo importante es no tener que hacer ejercicios pesados ni dejar de comer esas maravillosas hamburguesas.

La realidad es que esto es un círculo vicioso en el que nos tienen en un estado de depresión y de baja autoestima para conseguir que compremos la mayor cantidad de productos, que nos sintamos impotentes ante nuestra situación y que no podamos disfrutar de la vida porque siempre nos falta algo.

Pero una vez que hemos observado esto, que nos hemos decidido a salir de este círculo autodestructivo, es necesario que tomemos acción.  Y no solamente se trata de un vanidoso deseo de tener una figura esbelta.  En primer lugar, tenemos que hacerlo por una cuestión de salud.  El sobrepeso no ayuda a nuestro corazón, el cual tiene que esforzarse más con un obvio desgaste que a la larga nos perjudicará.  También somos más propensos a la diabetes y a otros trastornos.

En segundo lugar, tener un cuerpo delgado significa también tener un cuerpo fuerte, que se puede

English: A senior citizen while practicing his...

Nuestro cuerpo podrá moverse mejor y más facilmente si nos mantenemos delgados

mover mejor, que se puede adaptar mejor a las condiciones de vida cambiantes (entre ellas al stress), y que resulta mucho más atractivo.

Finalmente, tener un cuerpo bello reafirmará nuestra autoestima y nos dará un respaldo para emprender nuestras cosas.  Nada como sentirnos atractivos para convencer a la gente, negociar y  atraer nuevos clientes.

La mejor forma de obtener esto no es fácil, es necesario transformar nuestros hábitos, dejar atrás la autoindulgencia, dejar las golosinas que anuncian en los medios y cambiarlos por frutas y verduras frescas.  Teniendo una alimentación sana y baja en azúcares y harinas refinados podremos reducir la cantidad de grasa de reserva.  No se trata de hacer dieta, se trata de cambiar la forma en la que vemos y consumimos la comida.

 

También es de suma importancia activarnos, para acelerar el metabolismo.  15 minutos de caminata diaria ayudarán a consumir esas calorías que nos comemos durante todo el día, no sólo en el ratito que nos ejercitamos.  No es cuestión de quemar las calorías durante el ejercicio, sino de que se consuman por estar activos todo el día.

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.