La ilusión del control

Una de las principales fuentes de ansiedad que la gente tiene es precisamente la de querer controlar su vida, y posiblemente la de los demás.  Querer controlar a los otros es ya de por sí un gran error, ya que nadie tiene en sus manos la vida de los que le rodean.  Pero si además de esto sufre porque no lo consigue, entonces ya tiene mucho material para trabajar interiormente.

Español: Porche de orden toscano, carece de po...

Dentro de nosotros se encuentra el orden, aquello que nosotros podemos controlar.

Pero además, el querer controlar todos los aspectos de nuestra propia vida también es un error, ya que aquellos elementos externos, o que no dependen exclusivamente de nosotros, tampoco son controlables.

Imaginemos por ejemplo a una persona que tiene dentro de sus objetivos el de conseguir una promoción en su trabajo.  Se trata de una meta legítima, e inclusive sana, que cualquiera de nosotros podría tener.  Sin embargo, para conseguirla, debe tener una reunión con la persona que toma las decisiones.  En primer lugar, no puede controlar al 100% la fecha y hora de la reunión, pues no depende ya exclusivamente de él.  En segundo lugar, no puede controlar lo que su interlocutor le responderá.  Hay varias situaciones que se consdieran como involucradas, como si está disponible el puesto solicitado, si hay otros candidatos, si el interesado cumple con el perfil, etc.

Así, hay varios factores que no debemos intentar controlar, pues, como nos podemos imaginar al visualizar el ejemplo, no dependen ni de nuestras acciones ni de nuestra actitud.  Sin embargo, esto no implica de ningún modo que debamos darnos por vencidos ni que debamos esperar a que ‘la situación’ sea propicia.  Lo que nos conviene aceptar es qué cosas podemos modificar y qué cosas no, esforzándonos por convertir lo posible a nuestro favor.

Utilizando el mismo ejemplo de la promoción, podemos tener una actitud positiva al hablar con la persona que nos puede dar la definición, presentarle nuestros avances, resultados y preparación, y explicarle de la mejor forma posible porqué somos la persona ideal para ocupar esa plaza.  Si se debe llevar a cabo una evaluación, prepararnos lo mejor posible y conocer también a los demás candidatos para identificar sus debilidades y las nuestras, y en la medida de lo posible subsanarlas para no fallar.

Si identificamos los factores externos y los imponderables, como algo que no podemos ni debemos controlar, entonces la ansiedad y tensión se reducirán en nuestra vida, además de permitirnos ver claramente el camino que hemos trazado para alcanzar nuestras metas.
¿Cuáles son las situaciones que quisieras controlar y que te provocan stress?

 

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.