Fijando la mente hacia nuestros objetivos

Nuestra mente se encuentra constantemente en movimiento.  Siempre tenemos un pensamiento que nos ocupa, independientemente de que nos encontremos leyendo, escribiendo o tal vez, escuchando a un interlocutor.  No tenemos una costumbre de silenciar a nuestra mente para escuchar y reconocer nuestro entorno.

Como los pensamientos no nos permiten identificar nuestro entorno, tampoco nos dejan tener los objetivos ni sus actividades como prioridad.   Cuando nos sentamos a trabajar en las actividades que nos fijamos para llegar a las metas, la mente comienza a distraernos y a quitarnos el tiempo con recuerdos de otros pendientes, pláticas pendientes o recientes, etc.

Si a estos pensamientos les añadimos los correos electrónicos, los mensajes telefónicos y las redes sociales, podemos entender porqué es tan difícil para el humano “moderno” enfocarse y cerrar sus círculos.

Es necesario, para dejar de lado la apatía, la abulia y hasta la informalidad que nos caracterizan, el aprender a disciplinarnos y aquietar nuestra mente, centrar nuestros pensamientos en la actividad que tenemos en curso y programarnos hasta terminar.

109/365 Goals

 

Existen mecanismos que nos facilitan esta tarea.  En cuanto a las redes sociales, los teléfonos

 

celulares y la misma Internet en general, es posible cerrar todos los aplicativos, y si es posible, apagar la computadora.  Después de ello, despejar el espacio donde trabajaremos para eliminar distracciones y finalmente… respirar profundamente.

Ya que tenemos un ambiente adecuado, viene realmente el esfuerzo que debemos realizar.  La mente buscará y nos exigirá una distracción, y los pensamientos nos provocarán incomodidad, tal vez ansiedad.  Esto es normal cuando comenzamos a hacer este tipo de esfuerzos, y por lo general

 

duran unos pocos minutos.  Soportar este lapso y

esforzarnos por permanecer centrados nos ayudarán a que la mente se acostumbre a seguir nuestro trabajo.

Al cabo del tiempo, con un poco de constancia y práctica, la mente nos ayudará a mantenernos enfocados.  Y esto provocará que podamos dedicarnos a ejecutar nuestras actividades de forma diligente y eficaz.  Antes de que nos demos cuenta, estaremos produciendo resultados con sólo pensarlos, pues la mente marcará el objetivo, y todo lo que hagamos la seguirá.

 

 

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.