Somos como nos tratamos

¿Cuántas veces no hemos conocido personas que desde su aspecto son desagradables, y al tratar con ellas nos resultan chocantes? Y en cambio, ¿cuántas personas son de aspecto agradable y cuando convivimos nos sentimos muy bien?

Esto se debe a que, como ya habíamos comentado, nuestros pensamientos nos definen, no solamente en nuestro futuro, sino también en nuestra apariencia y en la imagen que proyectamos hacia los demás.

Para los gorditos es muy difícil bajar de peso, porque en lugar de tener pensamientos de ser delgado, los tienen justificando su sobrepeso: “como soy gordito, no puedo dejar de comer dulces” o “como estoy muy alto, el exceso de grasa se acumula más fácil”, etc.

¿Qué efecto tiene el lenguaje que usamos para definirnos?  Sencillamente el utilizar palabras generales nos está amarrando a una situación.  Si decimos: “no puedo expresar mis emociones”, entonces estamos sentenciando a nuestra mente a nunca poder expresarse.  La solución podría ser expresar la siguiente frase: “No he podido expresar mis emociones”.  Esto, inconscientemente marca una diferencia, pues la forma de estructurar la frase nos da a entender, a nosotros mismos y a los demás, que seguimos esforzándonos, que no hemos dejado de intentarlo.

self image

¿Sería distinta mi autoimagen si supiera dibujar? (Photo credit: gurdonark)

De igual forma, experiencias de nuestra vida nos han limitado, por ejemplo decirnos tan torpes como para tocar un instrumento.  Efectivamente, todos nacemos torpes, y para dominar una actividad o disciplina, lo único que se requiere es práctica, misma que generará las necesarias redes neuronales que formarán las destrezas que se requieren.  En lugar de esto, podemos decir: “no he practicado lo suficiente, por lo que no tengo mucha destreza para hacer esa actividad”.

Esto a nivel inconsciente tiene repercusión al extremo de hacernos aumentar o disminuir nuestra autoestima.  Si pensamos negativamente de nosotros mismos, entonces nuestro aspecto, imagen y figura serán negativos.  Si en cambio nos respetamos, comprendemos y apapachamos, provocaremos un efecto positivo que la gente notará de inmediato, y tendrán más ganas de acercarse a nosotros y socializar.

¿Qué piensas cuando te miras al espejo? ¿Cómo te tratas cuando cometes un error?

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.