¿Qué harías si tuvieras todo resuelto?

Una de las preguntas más fáciles de hacer, pero más difíciles de responder es qué pasaría si todo estuviera “bien”.

Lo más seguro es que muchos de nosotros no lo hemos considerado, pues la experiencia nos indica, y recuerda constantemente, que siempre hay algo que resolver, algún problema que atender, o algún inconveniente que tratar.  Por eso, cuando algo sucede como lo esperamos, nos sentimos raros, como si nos estuviéramos robando un bien, o como si alguien oculto detrás de un árbol nos estuviera ayudando en secreto.  Nos sentimos como culpables, en pocas palabras.

La razón de esto es que estamos condicionados y ya no nos es fácil creer cuando algo llega.  Y ese condicionamiento se debe a nuestra costumbre de limitarnos.  Por estas razones planteo la pregunta: Y si todo estuviera resuelto ¿cómo sería?

Si pensamos en términos concretos de un objetivo, como por ejemplo, tener un millón de dólares, viene la siguiente pregunta: ¿qué voy a hacer con este dinero?  En mi caso particular, no tengo una idea clara porque lo más que logro pensar es: una casa nueva, pagar todas mis deudas, invertir en un gran negocio, etc.  pero no le dedico tiempo suficiente a saber cuánto puede pagar ese millón.

English: Prototype Lamborghini Pregunta França...

El deseo de poseer un auto(Photo credit: Wikipedia)

Una extraordinaria y muy sencilla forma de conseguir tanto motivación como orden en nuestros proyectos es hacernos esta pregunta: ¿qué pasará una vez que esté completo?  De ahí podremos ver si verdaderamente es eso lo que necesitamos o si se trata de un deseo superficial.  Si nuestro deseo es saldar todas nuestras deudas, ¿realmente requerimos un millón de dólares? ¿Con eso alcanza para vivir sin necesidad de volver a trabajar?  Lo más probable es que ese número descienda considerablemente (a menos que seamos adictos al juego o hayamos embaucado a mucha gente).  Por otro lado, puede ser que eso que deseamos o que pretendemos conseguir con dinero lo podemos conseguir utilizando otros recursos.  Comúnmente el dinero lo queremos para hacer cosas como comprar un bien o tal vez realizar un viaje.  ¿Y si logramos conseguir un trabajo en el que se necesite que viajemos a ese lugar en específico, o que nos provean de un auto para transportarnos?  Así también se puede conseguir.

Al final, es muy conveniente que a todos nuestros proyectos les demos su dimensión y trabajemos sólo en ella para lograrla, teniendo siempre en cuenta que una vez finalizado todo, tendremos necesidades todavía, y tendremos que emprender nuevos proyectos que nos satisfagan.  Busquemos siempre que los que tengamos sean los proyectos que nos darán la plenitud.

¿Qué vas a hacer ahora que logres tus objetivos?

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.