¡Qué buena suerte!

¿Cuántas veces no nos pasa que por alguna extraña circunstancia de la vida tenemos algo de suerte y todo sale bien?

Lo más común es que de pronto nos preguntemos porqué otra persona tiene esa suerte que nosotros queremos: ganan concursos, apuestan y ganan, invierten y recuperan muchas ganancias, y otras cosas así.

Si lo pensamos con calma, a nosotros no nos pasa todo el tiempo: hay días que nos va extraordinariamente bien y otros en los que las cosas simplemente no avanzan.  ¿A qué se deberá?

Personalmente creo que el punto es qué tan divertidos nos sintamos cuando hacemos las cosas.  He observado en mi caso que mientras más disfruto lo que hago, mejores cosas salen y a la vez mejores cosas llegan.

Es justamente cuando empiezo a ir en contra de mi intuición, cuando racionalizo y trato de hacer lo que “debo”, cuando la suerte comienza a cambiar.  Supongo que se trata simplemente de un tema de atención, si estoy disfrutando, mi enfoque es en las cosas que disfruto, pero si empiezo a sufrir, entonces me enfoco en el dolor.  Y es ahí en donde la energía fluye en dirección opuesta.

¡Pero no todo el tiempo es posible hacer lo que disfrutamos!

Good Luck My Way

La buena suerte te busca si estás dispuesto a recibirla (Photo credit: Wikipedia)

Estoy totalmente de acuerdo con esta premisa, no siempre podemos hacer lo que disfrutamos, pero lo que sí podemos es disfrutar lo que hacemos ¿no?  Al principio y así sin preámbulo se lee bastante complicado.  ¿Cómo voy a disfrutar de lavar el baño? ¿Cómo puede alguien disfrutar de elaborar un reporte tedioso y sumamente aburrido?  Es solamente cuestión de actitud.  Si las cosas que no disfrutamos las vamos postergando, entonces más energía nos consumirán y más  mala suerte nos atraerán.  si las vas a dejar hasta el final, no pienses más en ellas hasta que llegue el final y sea momento de atenderlas.  No las postergues indefinidamente.  Si ya te vas y te falta el reporte, entonces terminalo antes de irte.  Así te sentirás liberado y pensarás en la buena suerte que tienes porque ya tienes el tiempo libre para lo que realmente te gusta.

Si no alcanza el tiempo, pensemos que hay gente para todo, y puedo asegurar que cerca de nosotros hay alguien a quien le gusta hacer lo que a nosotros no.  Podemos indagar un poco, y si no existe ese afortunado que disfruta haciendo un reporte, entonces podemos organizar el equipo para que el reporte lo haga una persona por turno, y entonces en lugar de hacerlo uno mismo todo el tiempo, se reducen las oportunidades en las que nos toca.

¿Qué cosas desagradables puedes comenzar a disfrutar? ¿Qué puedes delegar?

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.