Ahórrate el consejo

Es común, especialmente para los hombres, que cuando platicamos con alguien inmediatamente empezamos a elaborar una respuesta, incluso solución a sus problemas, sin haber realmente puesto atención. Y entonces viene el tema: tan pronto como encontramos una ventana para establecer un diálogo, comenzamos a inyectar en nuestro interlocutor la respuesta que con tanto trabajo, esfuerzo…