Por malo que parezca… dí lo que pasa

Muchas veces nos enteramos de situaciones desagradables de amigos o familiares una vez que han pasado, o peor, cuando están en lo más grave, y ayudar se vuelve muy difícil. Esto sucede porque no estamos acostumbrados a reconocer nuestros errores, y principalmente, porque no nos gusta que nos critiquen cuando llegamos a cometerlos.  ¿Qué pasa…