Mi pensamiento positivo

Recién leí una entrada muy llamativa: positive thinking is dead.  En esta entrada y el video que se incluye, Steve nos habla de cómo el pensamiento positivo falla en un entorno como el que estamos viviendo, y que ahora debemos tener un pensamiento crítico (critical thinking).

Mi conocimiento acerca de cualquiera de ambos enfoques es realmente pequeño en comparación con la cantidad de información disponible y de lo que seguramente muchos coaches y críticos manejan.

Sin embargo, lo que a mí me ha funcionado y quiero compartirles hoy, es la forma en la que nos comunicamos internamente.  Sabemos que la comunicación requiere un emisor y un receptor (el medio es también un factor, pero en el caso interno lo podríamos obviar =0P).

Si el emisor y el receptor son el mismo, entonces estamos hablando de una comunicación interna.  ¿Qué tipo de comunicación tenemos con nosotros mismos?  Es determinante el lenguaje que utilicemos para conseguir o no nuestros resultados.

Por ejemplo, ¿qué mensajes nos mandamos cuando nos proponemos conseguir un ferrari?  De entrada pensamos: “Es imposible, no tengo los medios necesarios”, este no es precisamente un mensaje positivo ¿o si?

Un mensaje positivo, de acuerdo con la perspectiva del blog mencionado antes sería: “Las condiciones exteriores se darán en su momento, por lo que no me debo preocupar, ya que llegará el ferrari a mi”.

Sin embargo mi propio enfoque positivo sería: “Hoy no sé cómo ni cuando lo podré conseguir, pero si utilizo mis herramientas, y adapto mi vida a este objetivo, seguramente llegará el día en que lo conseguiré”.

Optimism

Primordialmente la diferencia entre el “positive thinking” y mi pensamiento positivo radica en la parte que actuará para lograr la meta. Mientras que en el primero es el contexto o entorno, en el último se trata de mí mismo y de mi actitud hacia el objetivo.

Por ello, no creo que el pensamiento positivo haya muerto, simplemente creo que se debe tener siempre presente la subjetividad en el pensamiento positivo, los mensajes internos que me envío deben siempre ser positivos en dirección saliente, nunca entrante.

¿Qué mensajes te gusta enviarte cuando emprendes? ¿Realmente crees que el pensamiento podría influir en el contexto? ¿Sí se puede o sí puedo?

Enhanced by Zemanta

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .