Si estoy satisfecho reacciono mejor

Pensar es una cualidad que nos distingue como seres humanos del resto de los animales de la naturaleza.  Con ellos compartimos el instinto, que nos permite mantenernos con vida desde que somos unos indefensos bebés.  Si ponemos atención, muchas de nuestras acciones las realizamos por puro instinto, o tal vez, por alguna especie de acción mecánica que alguna vez aprendimos y que ahora hacemos de forma automática.

Por ejemplo, cuando queremos llegar a un lugar, sin pensar en las acciones necesarias emprendemos la marcha, movemos las piernas y cuando nos damos cuenta, ya hemos llegado.  Esto no es algo que se considere instinto, ya que no es algo que tengamos “programado” desde el nacimiento, sin embargo, sabemos hacerlo sin poner atención en los detalles.

Hay muchas cosas que hacemos sin pensar, y en algunas ocasiones estas cosas que hacemos nos pueden acarrear problemas.  ¿Qué pasa cuando alguien nos asusta?  En primer lugar, nos llenamos de adrenalina, ya que por instinto de supervivencia nuestro cuerpo se prepara para huir o pelear.  Esta razón nos lleva a un segundo instante en el que ya no estamos tan asustados, y en su lugar estamos iracundos, muy molestos.  Como estamos llenos de la hormona, tenemos ganas de golpear y de gritar, y generalmente eso es lo que hacemos.

Dado que la adrenalina ocupa prácticamente todo nuestro cuerpo, nuestro pensamiento se ofusca y nos cuesta mucho trabajo percatarnos de nuestro entorno.  Nos cerramos y no somos muy buenos para oír, ver o sentir cualquier cosa que esté pasando.  Esto provoca que no logremos apreciar las razones de nuestro susto.  ¿Cuántas veces no hemos reacci

Anger Management

La adrenalina nos impulsa a pelear (Photo credit: Fabian Gabor)

onado mal y después nos hemos arrepentido?

Todos hemos tenido momentos así, y por eso es que todos sabemos lo que se siente.  Hoy te propongo una revisión de las acciones que has realizado motivado por el instinto.  Puede ser algo tan elemental como estar de mal humor por tener hambre, por que te duele la cabeza o por no haber dormido bien.  Si lo pensamos con calma, es muy común sentirnos débiles o con desventaja y eso nos hace enojarnos fácilmente.  Pero si logramos anticiparnos a esto, seguramente lograremos dominar esta situación de tensión y sacarle un poco de provecho.

Si ya sabemos que no estamos en plenitud de condiciones, y que nos podemos molestar con facilidad, podemos anticiparnos cuando algo nos cause molestia.  Podemos entonces canalizar esto ya sea hablando más o simplemente guardando silencio y distancia.  Cuando alguien nos provoca a enojarnos, tal vez lo mejor es alejarnos rápidamente y evitar un altercado del que después nos arrepentiremos.

¿Cómo te sientes hoy? ¿Dormiste bien? ¿Ya comiste algo?  Revisa tus emociones y dime cómo afecta tu satisfacción en tu estado anímico.

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.