Tip de la felicidad: ¿Estás haciendo lo que realmente amas hacer?

Cuando una persona se despierta, sus primeros pensamientos van enfocados a identificar si el lugar en el que está abriendo los ojos es el que acostumbra, o tal vez es distinto.  Luego de ello trata de ubicarse en el tiempo, saber qué día y hora es, y lo más importante: ¿qué le espera para este día?

Cuando amamos lo que hacemos, como si tuviéramos resortes internos nos ponemos de pie y empezamos a recordar cada uno de los pasos que hemos trazado para el día; buscamos una lista mental con las cosas que restan por hacer para alcanzar nuestros objetivos.  Por el contrario, si no amamos lo que hacemos, los más seguro es que nos preguntemos: ¿para qué me levanto hoy? Y entonces comenzamos con el clásico forcejeo, 5 minutitos más de sueño, a nadie le importa si llego temprano, etc.

¿Porqué pasa esto?  Por la sencilla razón de que no le encontramos un sentido especial a nuestra actividad.  ¿Qué pasa si somos empleados de un negocio en el que nos pagan por una monótona actividad y que no cambia?  Es verdad que este tipo de actividades son pesadas, difíciles de llevar e incluso podemos pensar que nuestro esfuerzo sólo beneficia al patrón, quien se enriquece con sus negocios.

Dream Job?

Dream Job? (Photo credit: Ontario Wanderer)

Sin embargo, todo puede cambiar si nos concentramos en lograr el cambio.  Las mejores cosas de la vida llegan siempre y cuando estemos dispuestos a recibirlas. Cambiar nuestra actitud puede lograr que un trabajo lamentablemente frustrante, o tal vez uno que sea un castigo lo convertirá en algo agradable.  Si queremos, entonces lo que hagamos tendrá valor para nosotros y conseguiremos disfrutarlo.

Antes de pensar en cambiar de trabajo por uno “maravilloso”, pensemos cómo podemos convertir el actual en la oportunidad más sensacional, la actividad mágica que nos de la satisfacción laboral y profesional que tanto estamos buscando: ¿será cuestión de divertirnos poniéndonos retos como mejorar la eficiencia, el tiempo de producción, la calidad de los productos?  ¿Y si en lugar de sufrirlo y quejarnos, le damos oportunidad de enseñarnos cómo hacer cosas de forma diferente?

Tener un trabajo de ensueño puede resultar una ilusión muy lejana, porque queremos que sea bajo ciertas condiciones, pero si logramos implantar algunas de esas condiciones en nuestro trabajo, lo más probable es que se convierta en algo muy cercano a nuestros sueños.

¿Cómo te levantas en un día laboral? ¿Qué retos enfrentas en tu trabajo y cuáles pones tú?

¡Déjame saber tu opinión!

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.