Elevando mi confianza: Soy producto de mis elecciones

Cuando hacemos una evaluación de lo que tenemos y lo que hemos logrado, muchas veces pasamos por alto, ya sea por dificultad de considerar, o porque nos parecen cosas fáciles, aquellas decisiones y acciones que tomamos.  Pensar en las cosas a las que tuvimos que renunciar, ya sean buenas o malas, por lo general nos causa dolor, así que preferimos dejar que el pasado se quede allá atrás.

Esto está bien, ya que de nada nos sirve pasar el tiempo pensando en el hubiera, haciendo que lo que no sucedió vuelva a ocupar un lugar en nuestras vidas.  Sin embargo, lo que sí es conveniente tener presente, es que gracias a las decisiones que tomamos en otro momento, estamos donde estamos y somos lo que somos.

Si somos productivos, triunfadores y exitosos, lo más seguro es que en nuestro camino dejamos pasar oportunidades que de primera instancia parecían atractivas, incluso podrían habernos resultado muy interesantes, con la mirada puesta siempre en nuestros objetivos.  Pero también si no hemos podido lograr lo que nos propusimos en algún momento, se debe a lo que aprovechamos y tomamos, aquello que no dejamos que se quedara en el camino.  Es común que las oportunidades vengan y se vayan, por lo que siempre tenemos la disyuntiva que nos obliga a aceptar o renunciar a ellas.

Choices

¿Qué pasa cuando renunciamos a algo que puede ser muy satisfactorio? Comúnmente le llamamos sacrificio, y lo consideramos como algo que nos produce un pequeño dolor, pero sabemos que este dolor lo podemos soportar a cambio de la recompensa que vendrá en el futuro si seguimos trabajando y esforzándonos.

Por ejemplo, si queremos tener un cuerpo delgado y sano, es importante que consideremos siempre una alimentación adecuada, que incluya un conjunto de alimentos balanceado y que reduzca considerablemente aquellos alimentos que suelen ser los más sabrosos y suculentos.  Los alimentos azucarados suelen ser lo primero que debemos dejar si queremos reducir nuestro peso, o incluso si queremos amoldarlo de forma distinta.  Y sin embargo, los dulces y chocolates son difíciles de dejar.  Si lo conseguimos hacer, entonces nuestro cuerpo irá paulatinamente adquiriendo la figura que deseamos, pero si no lo hacemos, entonces seguiremos sufriendo por conseguirlo.  ¿Ves porqué es importante tomar decisiones acertadas?

Somos el producto de lo que decidimos, ya sea hacer o dejar de hacer.  Si somos congruentes entre nuestros deseos y las acciones que seguimos para alcanzarlos, entonces seremos felices y exitosos.

¿Qué elecciones has hecho que no iban con tus metas? ¿Ya decidiste a qué vas a renunciar y qué vas a elegir?

¡Déjame saber tu opinión!

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Un comentario en “Elevando mi confianza: Soy producto de mis elecciones

  1. Pingback: 3 Sencillos cambios que te catapultarán al éxito | Exito para tu vida

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.