Cambiando hábitos: tengo muchos recursos aparte del económico

Cuando pensamos en un objetivo, principalmente pensamos en los costos que vamos a tener que cubrir para poderlo conseguir.  Ya sea que tengamos en mente unas merecidas vacaciones o tal vez conseguir algún nuevo negocio, el dinero siempre sale a discusión y pareciera que es el único recurso que debemos conseguir para alcanzar nuestra meta.

Pero muchas veces estamos reduciendo nuestro espectro de posibles herramientas, y subestimamos algunas otras habilidades.  ¿Qué pasaría si negociáramos algún descuento, o, tal vez todo el precio por algún servicio o producto que no nos represente un gasto?  ¿Cuántas otras alternativas podríamos considerar si tan sólo no contáramos con el dinero, pero tuviéramos una imperiosa necesidad de conseguir este objetivo?

Julio César conquistó Alesia porque no tenía otra opción.  Hernán Cortés conquistó Tenochtitlan porque quemó los barcos en los que había llegado a las costas mexicanas y no tenía forma de regresar.  Y sin lugar a dudas, a pesar de que ambos estaban atrapados y no contaban con los recursos apropiados, como el dinero, por ejemplo, alcanzaron sus objetivos, pues utilizaron su mejor y principal recurso, su creatividad.

Columns with statues of Hercules and Julius Cesar

Hércules y Julio César se recuerdan como grandes conquistadores, llenos de recursos y habilidades. (Photo credit: Wikipedia)

Muchas veces nos preguntamos cómo hace la gente de dinero para tener tanto, y cómo le hacen los grandes emprendedores para alcanzar negocios tan lucrativos.  En primer lugar, porque creen en sí mismos y porque echan mano de todos los recursos de que disponen, y el dinero no suele ser el más abundante de ellos.  Son hábiles para negociar sus financiamientos, o inclusive para conseguir que más personas aporten mano de obra calificada o materiales e insumos que pueden aprovechar para llegar a la cima de su montaña.  También son creativos para encontrar alternativas de solución, y ellos no llaman “problemas” a las situaciones que enfrentan, son sólo pequeñas eventualidades que deben atender como parte de sus actividades cotidianas.  En pocas palabras, tienen mente emprendedora, y no de un empleado.  No tiene nada de malo ser empleado, pero generalmente la visión de ellos es muy enfocada, mientras que la del emprendedor es sumamente amplia, pues debe tener siempre un abanico de opciones.

Lo mejor que podemos hacer para alcanzar nuestros objetivos es considerar al dinero como una de muchas opciones que tenemos a mano para seguir adelante.  De este modo podemos encontrar alternativas que nos permitan seguir adelante con nuestro camino.

¿Qué alternativas tienes al dinero para alcanzar tu próximo objetivo?

No dejes de compartir este texto si te agrada, y si no, ¡házmelo saber!

Enhanced by Zemanta

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s