Cambiando hábitos: dedícate a lo que amas

Recientemente tuve una conversación con alguien a quien le está yendo un poco mal en sus relaciones personales.  Constantemente se relaciona con personas que por una u otra razón tiene ideas extrañas o es de carácter fuerte y conflictivo.  Me pregunté la razón por la que todas sus experiencias terminaban en algún problema y se distanciaban rápida y definitivamente.

Lo que vino a mi mente es que mientras nos encontramos enfocados en la desesperación de encontrar a esa persona especial, sin importarnos otras cosas, atraemos a gente desesperada.  Nuestras actividades se enfocan a buscar gente sola, que no es capaz de mantener relaciones estables, ya que nosotros mismos no lo podemos hacer.

 

Colour Affinity

Afinidad de colores (Photo credit: Paul J Coles)

¿Cómo romper ese ciclo vicioso? Me parece que lo adecuado en este caso es dejar de ocuparnos por encontrar a una persona.  Es normal que cuando conocemos a alguien que de verdad nos “llena el ojo”, nos sintamos fuertemente atraídos con la idea de una relación de ensueño, con mucho romanticismo y todo aquello que nos encanta tener.  Pero si esta persona se encuentra como nosotros, enfocada en sólo ello, las ilusiones que se hace van a ir en contra de las nuestras.  ¿Porqué? Porque se trata del choque de dos trenes.  Mi voluntad contra la de el otro.  Cada uno tiene su visión y como no tienen una dirección, van a encontrarse.

 

La solución que se me ocurre y pongo a tu consideración, es la de olvidarnos de querer tener una pareja.  Aunque parezca absurdo, dejar de pensar en ello nos relajará en cuanto a las fantasías que podamos crear.  En lugar de ello, orientemos nuestras energías en lo que verdaderamente nos apasiona, de preferencia algo creativo: puede ser la práctica de algún deporte, tal vez un taller de teatro, una clase de pintura.  Si tenemos algún proyecto pendiente, es magnífica oportunidad para echarlo a andar.

Como efecto secundario y relevante para este tema, lo más seguro es que comenzaremos a conocer gente con los mismos intereses, con actitudes sanas y con ganas de lograr cosas importantes.  Ya sean estas personas, o conocidos suyos, alguien de este nuevo círculo podría venir a complementarnos con ideas afines, y lógicamente, con intereses similares a los nuestros.  Una pareja que surja de estas actividades seguramente no irá en contra de nuestras ideas del todo, y en base a ello se puede crear una relación sana en la que encontremos esa ansiada felicidad.

Nada es más atractivo en una persona que la seguridad, la fuerte autoestima y las ganas de hacer cosas en las que nos podamos involucrar y aportar.  Si conocemos a alguien así, entonces seguramente podremos tener éxito en nuestras relaciones afectivas.

¿A qué dedicas tu tiempo libre? ¿Cómo anda tu autoestima y tus proyectos? ¡Déjame conocer tu opinión!

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.