Tip de la felicidad: ayunar para disfrutar

Cuando nuestro cuerpo comienza a acumular grasa y nos empezamos a sentir incómodos con nuestro estado físico, optamos de inmediato por modificar nuestros hábitos, tanto alimenticios como de actividad física.

Si cambiamos el régimen, le llamamos ponernos a dieta, aunque en realidad llevamos una dieta siempre.  La dieta que llevamos puede o no, ser tan saludable o efectiva para nuestras necesidades nutricionales.  En realidad, el cambio de hábitos por lo general nos lleva a hacer ayunos parciales, es decir, si estamos engordando, nos restringimos el consumo de algunos nutrimentos, principalmente carbohidratos y grasas, y aumentamos el consumo de otros como fibra y proteína.

¿Pero qué pasa con nuestro estado de ánimo? ¿Qué hacemos cuando nos sentimos decaídos?

 

Anger Controlls Him

Anger Controlls Him (Photo credit: Wikipedia)

Hoy te invito a que reflexiones al respecto de los nutrimentos emocionales que consumes a diario.  ¿Qué miras en la TV? ¿Qué libros, revistas o blogs lees? ¿Cómo platicas con tus colegas y familiares? ¿Cómo afectan las noticias, los eventos del día a día tu estado de ánimo? ¿Qué estado de ánimo tienes hoy?

 

No hace mucho escribía acerca de no ver tantos noticieros, y la razón principal es la misma, alimentar nuestro estado de ánimo con sensaciones negativas como miedo, angustia, fracaso, agresividad, frustración y muchos más que son los que mejor se venden en los medios.  De igual forma, debemos estar alerta para identificar estos sentimientos en la gente que nos rodea y con quien tenemos contacto.  Si no hacemos esto, lo más probable es que nos contagiemos inconscientemente y tengamos un día “gordo o flácido” en cuanto a cómo nos sentimos.

Te propongo que ayunes, que evites a toda costa recibir estos sentimientos provenientes de todos los estímulos, tanto directos (de personas con las que constantemente interactuamos) como indirectos (de medios de comunicación).  No quiero decirte que dejes de hablarle a tus amigos o familiares que constantemente se quejan, pero sí te aconsejo que evites identificarte con sus comentarios y reclamos, y sobre todo, evites retroalimentarlos para que continúen.  Puedes cambiar el tema de conversación y simplemente ignorarlo, evitando así consumir esos feos sentimientos.

¿Qué estás consumiendo hoy? ¿Cómo podrías ayunar para disfrutar?

 

Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.