3 Sencillos cambios que te catapultarán al éxito

solo-buenas-vibras

Marquesina callejera con la leyenda “Sólo buenas vibras”

El éxito que podemos alcanzar está limitado en buena medida por la calidad de nuestros hábitos.  Hacer sencillos cambios en nuestra actitud y mente nos brindarán la aceleración que necesitamos para sobrepasar los límites que creemos tener, y de derribar los obstáculos que pensamos que están presentes.

La evolución ha traído a la humanidad hasta este punto de nuestra existencia.  No sólo a toda la humanidad, sino a cada uno de nosotros como individuos, pues es gracias a la programación genética por un lado, y a la imprimación psicológica en la mente inconsciente que hoy en día estamos vivos y en las condiciones que nos encontramos.

Lamentablemente, esto tiene sus aspectos positivos y negativos por igual: nuestra situación actual es el resultado de nuestras acciones y decisiones, y muchas de ellas en gran medida se toman por nuestra mente inconsciente basándose en la información previamente adquirida y dictando comportamientos que difícilmente podemos explicar, pues su principal función es exclusivamente mantenernos con vida.  Esto hace que tengamos problemas para crecer y cambiar.

La solución es bastante simple, lo que podemos hacer es orientar nuestras acciones a ejecutarse en función de nuestros objetivos y aspiraciones.  Esto se logra creando “sistemas” y “procesos” que comúnmente llamamos hábitos, para conseguir que nuestras decisiones se conviertan en algo más sencillo y que no dependan única y exclusivamente de nuestra supervivencia para poderse llevar a cabo.

Dado que todos tenemos distintas aspiraciones y objetivos que perseguir, es muy amplio el espectro de hábitos que se pueden mencionar aquí, así que trataré de irme hacia lo más genérico y mencionaré sólo 3 de los muchos cambios mentales que podemos hacer para orientarnos mejor hacia dónde queremos llegar:

    • Cambia las críticas y quejas por reconocimiento y agradecimiento.

Dado que es lo que nos mantiene vivos, estamos acostumbrados a encontrar lo que está mal.  Evitamos ser devorados por un depredador encontrando aquellos detalles que se salen de lo normal, y nos concentramos más en corregir aquello que nos incomoda que en observar y apreciar aquello que nos agrada.

Cuando necesitamos de otras personas, darles retroalimentación positiva puede ser la diferencia entre un resultado mediocre y algo extraordinario.

Los equipos en los que se da una tasa de comentarios positivos-negativos de entre 3-1 y 5-1 tienen mejores resultados, pues sus miembros se sienten seguros.  En un ambiente donde la tasa de comentarios tiende a ser de menor proporción de positivos, e incluso en la que los negativos es superior la gente inconscientemente se siente amenazada y adopta una actitud “a la defensiva”.

Simon Sinek, autor del libro “Los líderes comen al final” describe los efectos negativos provocados por un ambiente hostil, en el que el líder de un grupo produce un entorno “hostil” en el que cada miembro está “cuidando sus espaldas” en lugar de buscar las formas de superarse y contribuir mejor.  Dice que es responsabilidad del líder hacer que se sientan seguros y cubiertos para que puedan desarrollar su máximo potencial.

Y como ya sabemos, un líder no necesariamente es un jefe, ni se encuentra exclusivamente en el lugar de trabajo.  El líder es aquella persona que asume una posición de dirección y guía para conseguir un resultado.  Puede tratarse de una reunión familiar, de un viaje de placer o negocios, o simplemente de una fiesta de cumpleaños.  En cualquier momento podemos convertirnos en esa figura que utliiza mensajes positivos y reconocimiento de las cosas buenas para lograr que las personas disfruten formar parte de un grupo.

  • Utiliza la presión de hacerlo bien como un recordatorio de que todo en la vida requiere práctica

Ya sea en lo personal o en lo laboral, todos enfrentamos la presión.  Un poco de presión nos ayuda y nos anima a dar nuestro mejor esfuerzo e inclusive a ir más allá de lo que creemos que es nuestro límite.  Pero cuando la presión es demasiada, nos sentimos sobrepasados y los nervios y nuestra mente nos llevan a fallar.

El problema nuevamente es que a nuestra mente inconsciente no le gusta mucho esto de estar incómoda.  Cuando nos empezamos a comportar de una forma distinta a como estamos habituados (obviamente quiere decir que hemos hecho hábitos) comenzamos a sentir ansiedad, y en nuestra mente se comienza a generar un diálogo interno en el cual se presenta un forcejeo: por un lado, empezamos a encontrar muchas “razones” para no hacer lo que estamos empezando, mientras que por el otro, nuestra intención y meta nos empuja a querer continuar.  Esta diferencia entre lo que deseamos y pensamos se traduce en un nerviosismo que conocemos como ansiedad y que nos distrae de lo que estamos haciendo, produciendo que nos equivoquemos y las cosas se compliquen.

Al identificar este diálogo en disputa, podemos de inmediato replantear nuestro marco de referencia: en lugar de pensar que es algo arriesgado porque si fallamos enfrentaremos duras consecuencias, podemos orientar nuestros esfuerzos a practicar y aprender, asumiendo que la probabilidad de que fallemos es grande, pero que al cabo de unos cuantos intentos el resultado será aceptable, e incluso satisfactorio.

 

Al convertir el esfuerzo en práctica, estamos transformando un dilema en una oportunidad para crecer y ser mejores

Lo más importante es recordar constantemente que cualquier aspecto de nuestra vida es un área para mejorar y aprender.  Ya sea que queramos construir un negocio, criar un niño o una niña, o simplemente cocinar el desayuno, siempre hay espacio para aprender, corregir defectos y evolucionar hacia una mejor versión.

  • Sustituye la sensación de inseguridad por la emoción de adquirir una nueva habilidad

La verdad es que todos somos tremendamente malos para algunas cosas en las que queremos ser buenos.  Si eres como el común de la gente (y estadísticamente hablando, lo eres), no eres la o el mejor del mundo – ni siquiera en tu profesión.  Es posible incluso que haya alguien cercano que te haga sentir un cierto grado de inseguridad acerca de tus habilidades.  Puede tratarse de un colega en la oficina, o de una personalidad en alguna red social que hace fácilmente algo que a tí te cuesta una cantidad considerable de esfuerzo.  Por eso es conveniente seguir el consejo de Carol Dwek, quien es investigadora en la Universidad de Stanford y autora del libro “Mindset” en el que presenta al mundo el poder de la palabra aún:

No eres suficientemente buen@.  Aún.

A la gente no le representa ningún problema comprender que lo bueno dura poco, pero por alguna razón le cuesta trabajo asimilar que la pérdida y el fracaso son igualmente temporales.  Es por eso muy conveniente que la próxima vez que la inseguridad comience a invadirte, emplees la poderosa palabra “aún”.  Esta pequeña palabra convierte lo perpetuo e inmutable en temporal y transitorio.  Una vez que comprendas que puedes mejorar en cualquier cosa a la que dediques tiempo y esfuerzo suficientes, la inseguridad pierde toda su fuerza.

Cómo implantar estos hábitos en nuestra mente

Tristemente, deshacer antiguos hábitos que se han ido formando y reforzando durante años, no es algo tan sencillo como actualizar la versión del software instalado, pero en realidad es algo increíblemente simple.  Es un proceso llamado plasticidad cerebral y forma la base de el aprendizaje de nuevas habilidades y la formación de hábitos.

Así que la clave está en la repetición.  Es probable que al principio descubras que avanzaste sólo para regresar al punto de partida.  Pero no por eso debes desanimarte: como cualquier otra habilidad, se trata de un proceso que debemos repetir y practicar constantemente para lograr perfeccionarlo. Y lo mejor es que cuando se logre esta habilidad, habrás construido los hábitos de otras más que sin duda te llevarán a alcanzar el #ÉxitoParaTuVida.

Si quieres contar con mi ayuda para modificar tus hábitos y construir el éxito, ve de inmediato a rellenar el cuestionario de éxito para tu vida, donde podremos iniciar el camino.

Anuncios

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.