Cambiando hábitos: convierte tu mañana en milagrosa

Suena la alarma, el celular te recuerda que es hora de salir de la cama y comenzar de nuevo la rutina diaria.

Si eres como yo, lo primero que querrás hacer será apagarlo para seguir durmiendo. A casi todos nos pasa igual, nos parece muy poco tiempo y queremos descansar más.

Y es este momento del día el que definirá el resto del día: si vivimos a plenitud o si solamente nos dedicamos a sobrevivir.

Verás, es durante las primeras horas del día donde se hace la diferencia. Personas como Warren Buffet, Bill Gates y algunos otros grandes de sus respectivas áreas de trabajo suelen tener rutinas que realizan en cuanto se levantan de la cama, y esto lo hacen mucho antes que el resto de la gente.

¿Por qué? Porque es en el silencio de la madrugada, cuando hasta las aves y animales están aún durmiendo cuando pueden dedicarse a trabajar en el día que tienen por delante. Durante esos primeros minutos del día no tienen interrupciones, nadie les llama por teléfono ni les escribe correos u otros mensajes. Así que pueden fácilmente concentrarse en sí mismos y en lo que a ellos más les importa.

En el libro “La mañana milagrosa”, Hal Elrod nos describe el proceso que él siguió para crear la rutina que le permite tener varias empresas muy productivas, una vida saludable (venció al cáncer haciendo algunas cosas especiales que sigue practicando), una relación familiar y de pareja positivas, teniendo siempre una actitud positiva y poderosa ante los desafíos de la vida.

Su rutina la separa en espacios de 10 minutos, para completar una hora de lo que el llama sus “S.A.V.E.R.S.”: Silencio para meditar o rezar; Afirmaciones poderosas acerca de cómo puede enfrentar mejor el día y sus desafíos; Visualización de cómo quiere que resulten sus objetivos del día (o semana); Ejercicio físico; Lectura (Reading en inglés) de algún texto que le enseñe algo nuevo; y Escritura (Scribing) de aquello por lo que está agradecido el día de hoy.

A través de la realización de estás 6 actividades, en el transcurso de una hora ha conseguido cambiar su disposición de reactiva a proactiva, ya que tiene ahora claro lo que quiere que suceda en el día (por las afirmaciones y visualización), su cuerpo está activo (por el ejercicio), su mente está alerta y fresca y se siente en paz (por la meditación) y satisfecho con lo que tiene (por el agradecimiento), además de que agregó algo nuevo a su caja de herramientas (con la lectura).

A pesar de que está rutina suena difícil de implementar, dado que hay que levantarse al menos una hora antes de comenzar con las actividades propias de la jornada, tiene su propia recompensa al comenzar a verificarse los resultados positivos. Esto se convierte en la motivación que te ayuda a levantarte al día siguiente con más ánimos y disposición. Esto lo sé, porque llevo ya un par de meses haciendo mi mañana milagrosa y puedo decirte que es real el cambio en los resultados que estoy obteniendo, así como en la disciplina que he formado para levantarme un poco más temprano y dejar de tener días reactivos con resultados aleatorios.

Si quieres conocer algunos secretos que he utilizado para conseguir modificar mi rutina, vista este enlace.

Sígueme en mis redes sociales para estar al tanto de nuevos programas y consejos que constantemente publico, y si quieres suscribirte en el boletín de correo en el que comparto trucos y consejos exclusivos, rellena el formulario.

Déjame saber tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .