¿Me quieres agredir? ¡Fórmate novato!

Cuando algo realmente nos importa nos preparamos, arreglamos y hasta reservamos nuestras energías.  Por lo común tendemos inconscientemente a esconder aquello que creemos que nos puede perjudicar. Por ejemplo, si vamos a dar una exposición sobre un tema que dominamos, preparamos material ilustrativo, nuestro discurso es impecable, y claro, nuestra apariencia es inmaculada, ni un…