No es malo no saber…

Lo que es malo es no preguntar. En muchas ocasiones nos limitamos a nosotros mismos por no saber o no entender algo de lo que nos están diciendo, instruyendo o simplemente nos ocurre.  En estos casos, creemos que tenemos la obligación de saberlo y por ese motivo nos podemos avergonzar. Lo más importante es que…